Leyendas Queretanas

Mujeres legendarias

Deslizar hacia abajo

Amor, anarquía y crimen

Querétaro es una ciudad histórica de más de 500 años,  un lugar clave para la conformación de la nación, y por lo tanto, con una riqueza cultural grandiosa, que alberga cientos de relatos que le dan identidad a los queretanos. Entre las leyendas que recorren sus calles, hay tres mujeres inolvidables que pasaron a la memoria por sus hazañas, por sus crímenes y hasta por sus amoríos. 

El Acueducto, una historia de amor

El Acueducto

El icónico símbolo de la ciudad de Querétaro se construyó gracias a un amor prohibido.

Cuenta la leyenda que el más célebre de los queretanos, Don Juan Antonio de Urrutia y Arana, mejor conocido como El Marqués de la Villa del Villar del Águila, fue flechado por la sobrina de su esposa, una mujer hermosa que desafortunadamente para él, era monja capuchina. 

Ella, al no poderle corresponder, le ofreció amor basado en el entendimiento mutuo y le pidió una prueba de su aprecio haciendo la obra de caridad más grande de la historia, un acueducto que llevara agua limpia a la ciudad, y así evitar que la gente siguiera muriendo por enfermedades relacionadas con el agua contaminada del río.

De este modo, el Marqués de la Villa del Villar, se encargó personalmente de la construcción de esta imponente obra, financiando él solo el proyecto y asegurando el suministro de agua a las principales fuentes, casonas y plazas de la ciudad, y por supuesto, al Convento de Capuchinas. De esta forma, el Acueducto pasó a la posteridad como una muestra de una unión imposible.

 

La Robin Hood mexicana

La Carambada

Leonarda Martínez, es un personaje del que se cuentan muchos datos inciertos, como que fue dama de compañía de la Emperatriz Carlota o que fue la asesina de Juárez. Lo que sí se sabe, es que era una famosa asaltante en la época del Segundo Imperio y la Restauración de la República, a la que desde muy temprana edad se le vio acompañada de bandoleros quienes le enseñaron a andar a caballo, a blandir espadas y usar pistolas con destreza, para robar a los ricos y dar a los pobres. 

Cuenta la leyenda que dentro de sus estafas a la alta sociedad, se enamoró de José Joaquín Ortiz, un militar que fue tomado prisionero y condenado al fusilamiento. Entonces, la Carambada fue a pedirle piedad al mismísimo presidente de la República, Benito Juárez,  pero él le negó el perdón. A los pocos días de su visita, el presidente falleció de angina de pecho, aunque los rumores decían que fue envenenado como venganza con un té de veintiunilla, una hierba mortal. 

Los crímenes en la Calle de la Flor Alta

La Zacatecana

A principios del siglo XVII  llegó a vivir a una casona de la Calle de La Flor Alta, hoy en día la calle Independencia, una pareja adinerada de Zacatecas, sin hijos y con poca servidumbre de confianza.

Por motivos de trabajo el esposo se ausentaba en casa por largas temporadas, lo cual comenzó los rumores de que la mujer le era infiel cuando él no estaba. Lo que avivó aún más las habladurías, fue que un día el marido desapareció misteriosamente y no se volvió a saber de él.

Una mañana, la Zacatecana amaneció colgada en su balcón sin saber quién había sido el autor del crimen ni por qué,  hasta que la servidumbre delató que la mujer mandó a matar a su marido y luego asesinó ella misma a su ejecutor enterrándolos sigilosamente en la caballería de la casa.

 

 

Estas y muchas otras leyendas queretanas aguardan por ti en un mágico recorrido de leyendas que te llevarán a pasear por el Centro Histórico de la ciudad por la noche, siguiendo los pasos de los personajes teatralizados entre sustos y sorpresas. Puedes encontrar contactos de tour operadoras especializadas en leyendas, abajo en la sección de Contacto, o en el Directorio de Tour Operadoras.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

¡Conoce estos destinos!

Para pulque rico… ¡Federico!

Descubre un lugar atrapado en el tiempo, saborea su histórico pulque y su deliciosa comida. Visita la Pulquería Don Federico en el Centro Histórico de Amealco de Bonfil.

Rancho Santa Marina, una alternativa para el turismo rural

Santa Marina es rancho agroecológico de turismo rural y regenerativo, con procesos naturales de producción de quesos de cabra, oveja y vaca, así como de vinos naturales. 

Descanso y conexión campestre: Finca las 3 Mulas

Amealco de Bonfil te ofrece la experiencia del campo queretano de una manera única. Cosecha lavanda, descansa en una cabaña equipada, pasea en caballo y toma un delicioso vino.

Iniciar Sesión

Ubicación

Crear cuenta

[user_registration_form id="9502"]