El elixir oculto de las cantinas queretanas

La Prodigiosa

Buscada en cantinas y boticas, la prodigiosa aún deja probarse en algunos lugares de Querétaro casi como ritual, su sello es la excentricidad de su sabor y el misticismo de su preparación.

El licor de Querétaro

Para cantinas y boticas

Todos hablan de ella, pero la prodigiosa ya no se encuentra tan fácil. Son nuevos tiempos, las generaciones que la preparaban, dice ‘Yeyo’ Peñaloza -cantinero de La Norteña-, murieron y cada vez se pierde más y más la receta original. Sin embargo, esa bebida amarga tiene el prodigio de curar la cruda, ayudar con el malestar estomacal y terminar con el empacho. 

Y como prodigio endémico, esta bebida es un licor de hierbas con una preparación que no unifica criterios, ni de cantineros, ni de consumidores. José Luis Cortés, dueño de Bar de Cortés, recuerda que un par de décadas en el pasado él la regalaba. 

“Si ayuda a la gente a sentirse bien, por qué no la voy a regalar. Muchos no saben, pero la preparación es por la planta prodigiosa, así es el nombre de la planta. Eso se mete a remojar en alcohol de caña de azúcar por casi un año, puedes agregarle ajenjo, laurel, ruda, pero la base en la planta prodigiosa”, explica Cortés.

Búscala en las repisas más clásicas de Querétaro

Solo para paladares intensos

Buscada en cantinas y boticas, la prodigiosa aún deja probarse en algunos lugares de Querétaro casi como ritual, su sello es la excentricidad de su sabor y el misticismo de su preparación, con plantas serenadas a la luz de la luna. La farmacia Guadalupana (Juárez nte. 113) la vende por litro, la hay para adultos o para niños, pero bajo una fórmula única y secreta. 

En la cantina Don Amado (5 de Mayo 116) aún se sirve para toda aquella persona que quiera recurrir a sus atributos entre música, ambiente y botana. Lo mismo ocurre en el popular barrio de La Cruz, donde se encuentra una de las cantinas más famosas de la ciudad. El Faro cuenta con la licencia de alcohol más antigua de la capital y se enarbola como pionera de la prodigiosa (continúa sirviéndose), las hermanas Margarita y Amalita la preparaban de manera artesanal hace más de 50 años. 

Fuera de la capital queretana también podemos beber de la amarga, en la tradicional cantina La Concordia, ubicada en la plaza principal del centro de Amealco de Bonfil, se toma la prodigiosa con un toque de dulzor, parecido al anís, pero sin abandonar su origen de licor de hierbas, familiarizado con remedios caseros o licores como el fernet. 

La tradición de las cantinas en Querétaro guarda la postal de la prodigiosa como bebida endémica de color oscuro intenso, caliente y amarga, pero también como un recordatorio de las costumbres y el legado herbolario que la tierra, las calles y el paladar queretano rememoran con nostalgia.

Compartir:

Categorías

Contacto

Farmacia Guadalupana

Don Amado

El Faro

La Concordia

También te puede interesar

Fiesta Americana Hacienda Galindo Resort & Spa
Aventúrate en Jalpan
Hotel San Carlos

La Región de Vinos guarda espacios ideales para disfrutar un fin de semana lleno de descanso y comodidad.

Iniciar Sesión

Crear cuenta

[user_registration_form id="9502"]